Primera Sugerencia de Vipassana en Prisiones


El siguiente es un relato efectuado por S.N. Goenka en referencia a cómo fue realizada la primera sugerencia de un Curso de Vipassana para prisioneros:

Pocos años después de haber llegado desde Birmania a India, para enseñar, una nuera de Mahatma Gandhi realizó los arreglos para un curso en el Ashram Sevagram. En él participaron alrededor de 15 colegas de Gandhi. Ellos quedaron muy complacidos con el curso. Cuando éste concluyó, me llevaron a conocer a Vinobha Bhave, una persona santa de la India, quien vivía en las cercanías.

Él se mostró bastante entusiasta con respecto a Vipassana y dijo que si era beneficioso y estaba orientado a obtener resultados, debía difundirse en el país. Pero agregó: "No voy a aceptar Vipassana a menos que muestre buenos resultados en dos segmentos de la sociedad: criminales reincidentes y niños de escuela". Yo respondí: " Estoy seguro que ayudará. Soy un recién llegado al país, he traído esta valiosa joya del Dhamma desde afuera. Déjenos hacer uso de ella para el país. Por favor, haga los arreglos".

Él arregló un curso para adolescentes. Fue un éxito, como todos los cursos para niños desde ese momento, y él estuvo muy feliz. Luego hizo arreglos para que se realizara un curso en la Cárcel de Gaya. Pero el día antes que el curso comenzara, los oficiales de la cárcel dijeron que yo debería quedarme fuera de la prisión. Yo dije: "Esto no es posible. Vipassana es una profunda operación de la mente, y yo soy como el cirujano. Yo debo estar ahí 24 horas al día. Algo puede pasar y yo soy el responsable. Debo estar adentro.". Ellos insistieron: " De acuerdo con las reglas de la prisión, usted no puede permanecer adentro." Intenté convencerlos: "Entonces denme una sentencia de diez días, en prisión." Pero ellos no aceptaron. Vinobha quiso hacer otros arreglos pero, antes de lograrlo, falleció.

Afortunadamente, pocos años después, el Ministro del Interior de Rajasthan, Ram Singh, asistió a un curso en Jaipur. Él estuvo muy interesado. Dijo: "Esto debe ser probado con criminales!" También escuchó sobre los desafíos de Vinobha Bhave. Ram Singh organizó los primeros cursos que fueron dados en la cárcel central de Jaipur. Las reglas fueron modificadas para permitir que yo permaneciera dentro de la cárcel los diez días completos. Así es como comenzó a rodar la rueda.