Dr. Kiran Bedi

En Noviembre de 1993 se realizó el primer curso de Vipassana en la prisión más grande de India. "El ambiente", en palabras de la Inspectora General (de prisiones), Dra. Kiran Bedi, "estaba a la espera de Vipassana. Nosotros necesitábamos con urgencia un método como éste que cambiara los patrones de conducta. No había ningún otro camino que pudiéramos encontrar"

La señora Bedi había ya realizado un trabajo de base introduciendo una serie de reformas multidimensionales. Éstas incluían programas de desintoxicación, mejoras de nutrición y sanidad, clases de literatura e idiomas enseñada por los prisioneros, yoga, oración, meditación, apoyo legal dado por prisioneros que son abogados, plantación de árboles para crear una "zona verde" dentro de la prisión, y la participación activa de la comunidad externa. Una atmósfera de respeto y confianza mutua fue desarrollada cuando los prisioneros vieron que podían manifestar sus quejas sin ser castigados. Como fue descrito por el Superintendente de la Cárcel Nº 2:

"Ella implementó un sistema de acceso directo, haciendo circular una caja de quejas sellada una vez al día, y enfatizó que todas las quejas serían leídas por ella durante la misma jornada y que las acciones necesarias serían tomadas inmediatamente...Ella incentivó a los internos a reunirse cada tarde y hablar de sus preocupaciones en un micrófono público. Ella les pidió que no la consideraran como una oficial de prisión sino, más bien como su hermana, y a los superintendentes, sus hermanos. Muchos tomaron esta oportunidad para criticar a algunos oficiales o a la administración. Ninguna acción fue tomada contra ellos... El resultado fue que, en dos meses, la atmósfera completa de Tihar había cambiado completamente."

Sin embargo, la Sra. Bedi sentía la necesidad de un método que consolidara los cambios que ya estaban siendo realizados. Ella encontró esto en Vipassana.

"Yo había estado buscando por todas partes una metodología de conducta que hiciera un cambio real. Yo decía cosas a los prisioneros, y también a mi personal, y éstas entraban por una oído y luego salían por el otro. Gastábamos mucho tiempo hablando, y al final sólo se materializaba una pequeña diferencia. Después que Vipassana fue introducida, el cambio fue profundo dentro de ellos. Esto dio lugar para que las otras reformas tomaran también raíces profundas. Les hizo estar más en paz con ellos mismos. Se convirtieron en mejores seres humanos con quienes trabajar. Los cursos de Vipassana trajeron por sí solos cambios duraderos."

Después que el Señor Goenka inaugurara el nuevo Centro de Tihar el 15 de Abril, la Sra. Bedi fue una de las que dirigió la asamblea de más de 1.100 (personas). Este extracto, traducido del Hindi, es del comentario de la Sra. Bedi:

"Todos hemos recibido una nueva dirección en nuestras vidas. Hemos encontrado nuestro sendero, el Camino. Lo único que queda es recorrerlo. Debemos caminar con nuestros propios pies...Para aquellos que nos mostraron este sendero, todos les agradecemos con cada respiración...

"El centro de entrenamiento para Vipassana que hemos abierto aquí, es para nosotros y para muchos otros. Después de un tiempo, ustedes volverán a la sociedad, pero aquellos que vengan luego estarán tan alterados y serán tan ignorantes como nosotros éramos antes de comenzar Vipassana. Este centro los guiará hacia un nuevo y correcto camino. Además, en el futuro ustedes pueden volver para refrescar sus conocimientos a través de nuevos cursos. Que sus acciones se vuelvan tan buenas que puedan volver cuanto antes a la sociedad...."

"Cuídense y esparzan la felicidad en la sociedad. Hace un tiempo atrás elegimos nuestro lema: "Ser feliz y dar felicidad." Nunca pensamos que Vipassana nos enseñaría lo mismo. No miren atrás ahora. Salgan a la sociedad, distribuyan felicidad, y lleven una vida modelo."